Uña de gato

La raíz de la parra para hacer un té medicinal. Los Campas, Asháninkas y Amuechas someten la corteza a una cocción con agua, que después se puede tomar tanto frío como caliente. Los componentes La uña de gato es una parra que crece en Perú. Se usan tradicionalmente la corteza interna y de la corteza o de la raíz de Uña de Gato son altamente efectivos en la estimulación de la autodefensa del organismo humano, son anti-inflamatorios y en dosis mayor también anticonceptivos. Los nativos peruanos usan la uña de gato para tratar las enfermedades inflamatorias como la artritis, para limpiar el tracto digestivo y para tratar el cáncer. También se ha usado para tratar la disentería, la recuperación del parto, y los desequilibrios hormonales en mujeres.

La uña de gato contiene químicos llamados alcaloides oxindoles. En los estudios de laboratorio, la uña de gato normaliza algunas funciones del sistema inmune. También parece ayudar a reducir la coagulación de sangre. En otro estudio, la uña de gato aceleró la curación de las personas con el virus de herpes simplex (que causa heridas bocales o herpes genitales) y con el virus de herpes zoster.

Propiedades de la Uña de Gato:

Inmunoestimulante: ello se debe a los alcaloides isomitrafilina y pteropodina. Aumenta la actividad fagocítica de los granulocitos neutrófilos y macrófagos, y estimula la producción de linfoquinas. Aumenta también el número de monocitos en fases activas en la circulación periférica, hasta en un 50%, al menos al cabo de una semana de tratamiento. Los granulocitos incrementan en un 60% su poder fagocitario (test de Brand con partículas Zimosan) en presencia de extractos al 0.01%. No existe alteración en la proliferación de los linfocitos T en condiciones normales, pero que hay en aumento en presencia de antígenos. Es útil en cáncer, sida, candidiasis sistémica, herpes varios y sarcoma de Kaposi.

Antiinflamatoria: gracias a los glucósidos quinóvicos. Un 15% superior a la indometacina. Útil en artritis reumatoide, artritis diversas, bursitis, reumas, lupus y fibromialgias.

Antirradicales libres: eficaz en procesos inflamatorios, cancerosos, estados febriles y en exposición a radiaciones ionizantes.

Antimutágena y citostática: acción debida a la isorincofilina. Inhibe las ADN polimerasas alfa. Las mitosis de células H,L se reducen, mientras que las de los fibroblastos normales no se alteran. Útil en cáncer, evitando las metástasis.

Antiviral: especialmente contra los ARN-virus encapsulados. Útil contra el virus del sida HIV, herpes genital y herpes zóster, refriados, sinusitis, otitis, virus de la estomatitis vesicular, conjuntivitis.

Desintoxicante y resolutiva del tracto digestivo: es muy útil cuando fallan los tratamientos convencionales en la enfermedad de Crohn, diverticulitis, colitis, hemorroides, fístulas, gastritis, úlceras, parásitos intestinales, alteraciones de la flora intestinal, goteo anal.

Antialérgica: útil en neurobronquitis, lupus.

Desentoxicante de toxinas ambientales: eficaz en fatiga crónica, depresión orgánica, acné.

Anafrodisíaca para los varones: útil en prostatitis. Sin embargo la tintura de Uncaria es afrodisíaca por no sufrir la maceración una temperatura elevada. Las decocciones, pues, tienen un efecto contrario, es decir, anafrodisíaco.

Antiagregante plaquetaria: debido a la rincofilina. Previene apoplejía, ataques cardíacos, hipertensión, arteriosclerosis, trombosis, tromboflebitis, etc.

Reguladora del ciclo menstrual.

Protectora de eritrocitos frente a tóxicos.

Usos:

  • Asma.
  • La recuperación del parto y la cicatrización de heridas.
  • Dolor en las articulaciones
  • Problemas estomacales
  • Tumores
  • Control de natalidad
  • Como tónico para evitar enfermedades
  • Dolores de huesos
  • Limpiar los riñones.
  • Tratar el cáncer del tracto urinario
  • Inflamaciones
  • Cirrosis
  • Gonorrea
  • Diarrea.
  • Dolores musculares y de las articulaciones
  • Irregularidades en el ciclo menstrual
  • Acné
  • Hongos
  • Cicatrización de heridas
  • Dolor nervioso.
  • También se utiliza para tratar cáncer, trastornos inmunológicos, diverticulitis, úlceras pépticas, colitis, gastritis, hemorroides, parásitos y síndrome de intestino con escape.
  • Ha sido utilizada con zidovudina (AZT) para tratar el VIH.

La uña de gato tiene una toxicidad baja. El jugo de los tallos y las raíces pudiera reforzar el sistema inmunológico. No debe darse a niños, a mujeres embarazadas ni a mujeres lactantes.